Logo EstoesAtleti.es
Logo EstoesAtleti.es
Logo Messenger
Logo Twitter
Montaje con un agente de la Guardia Civil de tráfico junto a un conductor dentro de un coche rojo, una mano con varios billetes de euro y el logo de la DGT

Las 26 multas de la DGT que no permiten pagar con descuento

Las infracciones muy graves no gozan del descuento del 50 % por pronto pago. Deberás andar con cuidado

Si eres conductor, ya sabrás que las sanciones cuentan con un 50 % de descuento en caso de pronto pago. Sin embargo, debes saber que no son todas, ya que hay algunas que no gozan de esta reducción.

En el caso de que no vayas a recurrir la multa puedes hacer dos cosas. Por un lado, la puedes ignorar y, por otro, pagarla lo antes posible. En el primer caso, te retirarán el dinero de la cuenta bancaria en algún momento.

En el segundo, puedes ver reducido el importe un 50 % cuando la pagues. Esto sucede si la abonas antes de los 20 días naturales desde la fecha en la que la recibiste. No obstante, hay algunas de las que no te podrás librar.

Las infracciones muy graves carecen de descuento

El pronto pago no es algo de lo que gocen todas las sanciones. Las calificadas como muy graves suponen una excepción. Dentro de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, se establece que si la infracción es leve (con importe de hasta 100 euros) o grave (de hasta 500 euros), se puede disfrutar de este método.

En el caso de que la infracción esté calificada como muy grave, no existirá descuento, por lo que habrá que pagar la totalidad del importe, sin importar cuándo lo hagas. ¡Toma nota!

Estas son algunas de las 26 multas de la DGT que no tienen descuento

Dentro del artículo 77 de la mencionada ley se establecen aquellas conductas consideradas como muy graves. Es decir, las sanciones que no gozarán de pronto pago. En total son 26 tipos y, en caso de cometer cualquiera de ellas, la sanción partirá de los 500 euros. Algunas de las que están incluidas son las siguientes:

      - Sanción por conducción temeraria.

      - Circular en sentido contrario al que se establezca en la vía.

      - Superar la velocidad permitida por encima de los 40 y 70 km/hora.

      - Conducir bajo los efectos del alcohol o con presencia de drogas en el organismo.

      - Participar en carreras y competiciones de vehículos no autorizadas por las autoridades.

      - Conducir con vehículos con inhibidores de radares o cinemómetros instalados.

      - Conducir sin tener el permiso o licencia de conducción que corresponda.

      - Arrojar a la vía o a las inmediaciones de la misma objetos que puedan causar accidentes o incendios.

      - Circular con un vehículo cuya carga haya caído en la vía debido a su mal acondicionamiento, creando un peligro grave para el resto de los usuarios.

      - Etc.