Logo EstoesAtleti.es
Logo EstoesAtleti.es
Logo Messenger
Logo Twitter
Montaje de una oficina del SEPE y un teléfono móvil

La ayuda del Gobierno que se puede cobrar en marzo, una vez agotado el paro

El SEPE proporciona diferentes subsidios a los desempleados que cumplan con una serie de condiciones

Quedarse sin empleo puede acarrear graves consecuencias. La pérdida de ingresos puede lastrar el nivel de vida de la persona afectada y generar serios problemas.

No obstante, la prestación por desempleo es una ayuda vital para muchísima gente en España. Sin embargo, tiene ciertos límites, ya que solo puede cobrarse hasta un máximo de 2 años.

En ese caso, el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) activa los subsidios por desempleo, que incluyen hasta 8 tipos diferentes en función de las necesidades de los desempleados. Tras agotar el paro, los beneficiarios pueden optar a tres subsidios específicos: la ayuda familiar, el subsidio para mayores de 45 años y el subsidio para mayores de 52 años.

¿Qué hay que hacer para acceder a estas ayudas?

Para beneficiarse de estos subsidios, los solicitantes deben cumplir con una serie de requisitos, como estar registrado como demandante de empleo o encontrarse en el paro de forma legal. También es imprescindible no haber cobrado nunca esta ayuda y mantener dicha condición durante la recepción de esta ayuda. Además, los ingresos no deben superar el 75% del salario mínimo interprofesional (SMI), excluyendo la parte proporcional de dos pagas extraordinarias.

La ayuda familiar, de 480 euros mensuales, está dirigida a desempleados con cargas familiares, y su duración varía según la edad del solicitante y el tiempo que lleve sin trabajar. Por ejemplo, los menores de 45 años que han agotado la prestación de desempleo de, al menos, 4 meses, pueden recibir el subsidio durante 18 meses. Pero la duración puede alargarse hasta los 2 años si este grupo de personas han agotado una pensión contributiva de 6 meses.

La única diferencia para los mayores de 45 años es que el subsidio puede percibirse un máximo de 30 meses si han agotado un paro mínimo de 6 meses. Además, las personas que estén dentro de esta franja de edad sin responsabilidades familiares pueden demandar otro subsidio, pero solo dura 6 meses y no hay posibilidad de extensión.

Por otro lado, el SEPE también ofrece el subsidio para mayores de 52 años. Esta ayuda se recibe de manera indefinida hasta encontrar trabajo o llegar a la jubilación, y también cotiza para la pensión. Los beneficiarios de esta prestación deberán haber cotizado, al menos, durante 15 años y otros 6 por desempleo.

Aun así, en caso de agotar todas estas ayudas, el Gobierno ofrece la posibilidad de optar al subsidio extraordinario por desempleo y a la Renta Activa de Inserción (RAI). Son opciones para personas en una situación de gravedad extrema y que hayan consumido los requisitos para percibir cualquier subsidio.