Logo EstoesAtleti.es
Logo EstoesAtleti.es
Logo Messenger
Logo Twitter
Montaje con una mujer mayor tomando apuntes, un círculo con una señal del Ministerio de Empleo y Seguridad Social y una cartera con varios billetes de euro

Cotizar sin trabajar y aumentar la pensión es posible en 2024: la forma de hacerlo

La Seguridad Social detalla las 3 herramientas disponibles para incrementar la pensión de jubilación este año

Quedarse sin empleo en una edad próxima a la jubilación es uno de los peores problemas a los que un trabajador se puede enfrentar. En este sentido, es más complicado encontrar un nuevo empleo y esto también puede afectar a la cuantía de la pensión.

Por este motivo, son muchos los trabajadores que se preguntan cómo pueden incrementar la cuantía de la pensión estando en situación de desempleo. Por suerte, desde la Seguridad Social cuentan con algunas herramientas que pueden servir de ayuda.

3 herramientas para aumentar la pensión de jubilación este 2024

La Seguridad Social cuenta con tres herramientas para que los futuros jubilados puedan mejorar el importe de su pensión. Para ello, es necesario haber cotizado 15 años, pero así solo se tendrá acceso al 50% de la base reguladora.

A continuación, encontrarás distintas formas de acceder al 100% de la base reguladora si has cotizado a partir de 36 años y 6 meses en cualquier régimen de la Seguridad Social. Pero, destaca una de ellas, que permite cotizar para la pensión sin tener que trabajar.

Los convenios especiales de la Seguridad Social

Si te preguntas si es posible cotizar para tu jubilación sin trabajar, tenemos que decirte que sí, se puede hacer a través de los convenios especiales de la Seguridad Social. Se trata de una cuota mensual que se paga al mes y computa como cotización para el organismo.

Asimismo, se puede mantener la cotización vigente antes del desempleo o ampliarla, pues se puede decidir qué cantidad pagar, dependiendo de la cotización que quieras. La administración obliga, eso sí, a que como mínimo se hayan cotizado 1.080 días en los 12 años antes de firmar el convenio.

Las jubilaciones demorada, flexible y parcial, otras formas de aumentar la pensión

Hay otras herramientas de la Seguridad Social para aumentar la pensión, pero estas implican trabajar, aunque no en el régimen normal.

Una de estas herramientas es la jubilación demorada. Esto sirve para continuar cotizando realizando un trabajo mientras la pensión aumenta. Como se sigue trabajando, la Seguridad Social les permite disfrutar de algunas bonificaciones:

  • Mejorar la base reguladora para la pensión: se incrementa un 4% por cada año más que se cotice. No se puede superar el importe de la pensión máxima fijada para cada año (en 2024 es de 3.175 euros).
  • Pago a tanto alzado: es una especie de indemnización por cada año que se retrase este tipo de jubilación antes de cambiar a la ordinaria. Puede ser de entre 4.786,27 y 12.060,12 euros.
  • Combinación de ambas: si no se elige, la Seguridad Social entenderá que se opta por el incremento del 4% de la base reguladora.

Por otro lado, el trabajador se puede acoger a algún tipo de jubilación que se puede combinar con un trabajo a media jornada. En la jubilación flexible se pueden aumentar las cotizaciones mientras se trabaja.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que, sí o sí, el importe de la ayuda contributiva disminuye de forma proporcional a la reducción laboral según estos límites:

  • La cuantía de la pensión varía entre un 25 y un 50%.
  • La jornada laboral debe reducirse entre un 50 y un 75%.

Cuando el pensionista se quiera retirar por completo se volverá a calcular la pensión con las nuevas cotizaciones. Asimismo, existe la posibilidad de acogerse a una jubilación parcial.

En este caso, las reducciones de la jornada deberán ser de entre un 25 y un 50% si la contratación es de relevo, si es de tiempo completo e indefinida al 75%. La cuantía debe corresponder al porcentaje de la reducción según el sueldo a percibir.