Logo EstoesAtleti.es
Logo EstoesAtleti.es
Logo Messenger
Logo Twitter
Imagen de fondo de una mujer comprobando algo en una lata cogida de su despensa y un emoticono de aprobación

La OCU señala los alimentos que se pueden aprovechar aunque hayan caducado

A pesar de que haber vencido la fecha de caducidad, existe una lista de productos que pueden consumirse sin poner en riesgo nuestra salud

Consumir productos recién caducados es algo habitual. Hay alimentos con una textura, apariencia u olor que pueden perjudicar gravemente a la salud en caso de comerlos caducados. Hay otros que pueden aprovecharse a pesar de haber superado la fecha establecida.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) remarca la importancia de revisar el día de caducidad y destaca la necesidad de cumplir con unas normas básicas de alimentación. Este organismo trata de compartir hábitos saludables, prevenir el riesgo de enfermedades y dar consejos para tener una buena nutrición. En este caso, la OCU ha expuesto una lista de productos que pueden consumirse aunque hayan caducado recientemente.

Dicho esto, la organización resalta la importancia de diferenciar entre la fecha de caducidad y la fecha de consumo preferente. Son dos elementos distintos que hay que conocer para comer de forma segura. 

La fecha de consumo preferente recoge el día en el que producto comienza a perder sus propiedades. Las etiquetas de estos alimentos tienen la indicación de "Consumir preferentemente antes del...".

Por otro lado, la fecha de caducidad se aplica a los productos que pueden comportar problemas de salud si se consumen con la fecha vencida. Pueden desarrollar enfermedades o producir intoxicaciones.

Este ejemplo afecta principalmente a carnes, queso fresco o pescados, y necesitan conservarse en frío para mantener un buen estado y no podrirse. Las etiquetas de estos productos contienen el texto de "Fecha de caducidad..." junto con el día correspondiente. 

Lo dice la OCU: ¿Qué alimentos pueden comerse caducados?

Según informa la OCU, hay un grupo de alimentos que no son perjudiciales a pesar de haber caducado. Pueden tener un aspecto extraño o un gusto diferente, pero no significa que puedan ser dañinos. El caso de los yogures es el más paradigmático, pueden ser más ácidos, pero su consumo no tiene consecuencias.

El pan de molde, las patatas fritas, el tomate frito, los refrescos, bebidas alcohólicas, mermelada, mantequilla, embutidos, quesos curados, frutos secos, pastas, arroces, legumbres y sopas de sobre son el resto de productos que pueden tomarse sin ningún problema.

Por lo que respecta a frutas y verduras, la OCU recomienda retirar las partes que tengan mal aspecto y consumir el resto. Estos alimentos suelen quedar marcados si reciben algún golpe, pero no suponen ningún riesgo para la salud si se siguen los consejos oportunos.