Logo EstoesAtleti.es
Logo EstoesAtleti.es
Logo Messenger
Logo Twitter
Montaje de Rubén Baraja y Hugo Guillamón serio

Hugo Guillamón no entiende a Rubén Baraja: Aún no ha debutado esta temporada

Ha pasado de ser mundialista con Luis Enrique a suplente en su equipo

Para Hugo Guillamón no está siendo un año fácil. El canterano valencianista aún no ha debutado en liga y empieza a ver como el verano no ha servido para hacer cambiar de opinión a Baraja. De repente desapareció del once con el 'Pipo' el año pasado y ya no ha vuelto a aparecer.

Guillamón llevaba dos temporadas y media siendo indiscutible desde que se afianzó con 20 años en el primer equipo. Baraja quiso darle galones al inicio, pero en el tramo decisivo para salvar al equipo se lo cargó. De los últimos diez partidos del curso pasado ya únicamente jugó siete minutos en la despedida del curso.

Un infierno para el pivote, que ha pasado de ser un fijo e ir citado al Mundial de Catar el pasado invierno, al ostracismo. No juega en su club, De La Fuente no le ha vuelto a llamar para la absoluta y en el Europeo Sub-21 de este verano también fue suplente. Una situación que el joven futbolista no entiende de ninguna manera.

Rubén Baraja sonriendo en la victoria contra el Sevilla
Guillamón no entiende a Baraja | Europa Press

La mejor salida para Hugo Guillamón

Quizá la mejor salida para Guillamón sería buscar minutos en otro lugar para recuperar la confianza. Pero ni el propio jugador, ni su entrenador, ni el Valencia se lo plantean. Baraja mantiene que es válido y que va a echar mano de él en algún momento a pesar de tener muchos compañeros por delante, y Guillamón solo quiere triunfar en Mestalla.

Pero la realidad es que como pivote Pepelu, Javi Guerra y Almeida le han pasado por delante, y hasta Diakhaby ha sido usado antes que él en esa posición. Además, el propio Diakhaby, Paulsita i Cenk se han afianzado como opciones para el eje de la defensa, con lo que poca esperanza le queda a Hugo Guillamón a corto plazo.

Los resultados están acompañando a Rubén Baraja al frente del Valencia, y pocos se atreverán a cuestionar sus decisiones. Además, lo que va bien, como dice el dicho, es mejor no tocarlo. Así que a Hugo Guillamón solo le queda resignarse a trabajar en la sombra esperando que el fútbol le dé una nueva oportunidad y que esté preparado para aprovecharla.