Logo EstoesAtleti.es
Logo EstoesAtleti.es
Logo Messenger
Logo Twitter
Imagen de Ángel Correa en el banquillo del Atlético de Madrid

La revancha de Ángel Correa: lleva todo el año esperando este momento

Ángel Correa no olvida lo que le pasó el año pasado contra el Real Madrid

Ángel Correa es todo un comodín en el Atleti. Un futbolista para todo, una navaja suiza para Diego Pablo Simeone. Puede hacer de todo y, encima, es un futbolista de muchisimo compromiso con el Atleti. Tanto, que lleva mucho tiempo esperando el partido del domingo ante el Real Madrid. 

¿El por qué? Su 'experiencia' en el último derbi en el Santiago Bernabéu. Corría el minuto 64 cuando un barullo en el centro del campo terminó con Antonio Rüdiger al suelo. Se retorcía de dolor el alemán y Ángel Correa esperaba en el centro del campo. El colegiado Gil Manzano no lo dudó:  sacó la tarjeta roja al atacante argentino. 

Segundos antes, Ángel Correa había dejado ir el codo sobre el pecho de un Antonio Rüdiger que no dudó en tirarse al suelo. Ángel Correa, al que le caerían dos partidos de sanción tras aquello, se marchaba del Santiago Bernabéu negando con la cabeza y sin entender todavía porque le echaban. 

El público del Santiago Bernabéu, para más inri, le despedía regodeándose de su expulsión. Aquel día, Ángel Correa juró 'vendetta'. Venganza que le llegará este domingo, precisamente. 

El 'caso' Correa

"En el minuto 64 el jugador (10), Ángel Correa, fue expulsado por el siguiente motivo: Golpear con el codo a un adversario sin estar el balón en juego", reflejo Gil Manzano en el acta. 

A causa de aquello —y aun que el Atlético de Madrid presentó un recurso en contra de su expulsión— Correa se perdería los partidos siguientes ante el Sevilla y el Girona. 

Imagen de Rodrigo de Paul, Ángel Correa y Nahuel Molina en el Nuevo Mirandilla de Cádiz
Ángel Correa, preparado para el derbi | Europa Press

'Vendetta' Correa

Ángel Correa tiene marcado en rojo el partido ante el Atlético de Madrid del domingo. Y más después de lo que le pasó en el último Real Madrid-Atlético de Madrid. El futbolista argentino no partirá de inicio —pues se espera que la punta de ataque la formen Griezmann y Álvaro Morata—, pero esperará pacientemente su turno en el banquillo. 

De hecho, es habitual ese rol en él. Cuando Diego Pablo Simeone le necesite, Correa estará allí. Esperando su momento. Esperando su revencha. Esperando su 'vendetta'.