Logo EstoesAtleti.es
Logo EstoesAtleti.es
Logo Messenger
Logo Twitter
Primer plano de Joan Laporta

El FC Barcelona, obligado a pagar una multa millonaria: El motivo

El FC Barcelona es un pozo sin fondo

El FC Barcelona no levanta cabeza en términos económicos. Tras salir a la luz el Caso Negreira, la directiva no da a vasto, y encima ahora tienen que hacer frente a una multa millonaria.

Tal y como señala El Confidencial, Hacienda ha tomado la decisión de sancionar al Barça con una multa de unos 15,7 millones de euros, debido a presuntas irregularidades realizadas hace unos años.

La situación financiera parece ser insostenible en el club y ni Laporta ni nadie esperaba tener que pagar una sanción de ese precio. Esto podría acabar afectando a la plantilla, en forma de rebaja salarial o menos fichajes.

El FC Barcelona no las ve venir

Supuestamente, las presuntas irregularidades de las que informa Hacienda se produjeron en la cesión de coches de la marca Audi para todos los miembros de la plantilla. Asimismo, en no declarar el pago de vuelos chárter y sorprendentemente, en contabilizar incorrectamente las indemnizaciones de los ya exfutbolistas Arda Turan y Alex Song.

Es una investigación que lleva abierta desde 2019, y que se remonta al año 2015. 8 años después, ha salido a la luz la cantidad de dinero que Laporta y los suyos van a tener que abonar.

Casi 16 millones saldrán de las arcas del club para que Hacienda no agrave todavía más el problema. Un dinero que, tal y como están las cosas en el Camp Nou, supone un gasto inesperado y que conllevará consecuencias.

Laporta en una rueda de prensa
A Laporta le está costando sanear las cuentas del club | Europapress

La más que posible vuelta de Messi obliga a ajustar todavía más las cuentas y pagos inesperados como este podrían hacer que no se realicen todas las operaciones que  Laporta tiene en mente para verano.

Cada vez se hace más insostenible la economía de la entidad, y quién sabe si tendrán graves problemas en un futuro no muy lejano. Lo peor, es que los propios futbolistas pueden acabar saliendo damnificados.