Logo EstoesAtleti.es
Logo EstoesAtleti.es
Logo Messenger
Logo Twitter
Imagen de Imanol Alguacil en un montaje en un estadio de fútbol

La Real Sociedad da un giro de 180° y ahora valoran romper la cesión de un jugador

Jon Karrikaburu no está contento en el Deportivo Alavés y podría volver al club txuriurdin este invierno

La Real Sociedad está protagonizando una gran temporada, siendo una de las grandes sensaciones en España. En puestos europeos en LaLiga EA Sports y clasificados para los octavos de final de la UEFA Champions League, los jugadores no pueden estar más contentos. Sin embargo, hay un jugador que pertenece a la Real que no está del todo contento con su situación actual.

Este jugador es Jon Karrikaburu, quién pertenece a la Real Sociedad, pero se encuentra cedido en el Deportivo Alavés. No obstante, la situación del delantero de 21 años no es muy buena y, por este motivo, el club txuriurdin no descarta buscarle otro destino. Este cambio no es que pueda suceder en el próximo mercado de verano, sino que, directamente, en el mercado de invierno.

Karrikaburu, desplazado por el 'efecto Omorordion'

El jugador nacido en Elizondo se marchó cedido al Deportivo Alavés durante dos temporadas este verano. El atacante navarro terminaba su cesión en el Leganés, dónde había tenido más protagonismo que en el club donostiarra.

Sin embargo, Jon Karrikaburu no se pudo quedar este año en la Real Sociedad y se marchó cedido al Deportivo Alavés. Se esperaba que, a sus 21 años, esta temporada fuera la de consolidación por parte de Jon Karrikaburu. No obstante, las cosas no han empezado del todo bien.

Y es que el jugador tan solo ha disputado 3 encuentros esta campaña, 2 en Liga y 1 en Copa del Rey. En total, el jugador ha tenido 104 minutos, dónde ha marcado 3 goles, los 3 en la Copa del Rey. Estos son números que ni el propio jugador ni la Real Sociedad esperaban tener a estas alturas de la temporada.

Pero, exactamente, ¿cuál es la razón por la cual Karrikaburu no juega? El principal motivo es la llegada de Samu Omorordion. El delantero de origen nigeriano, al igual que el navarro, llegó este mercado veraniego cedido al Alavés, pero procedente del Atlético de Madrid.

En este inicio de campeonato, el melillense ha jugado 12 partidos y ha metido 4 goles, cifras superiores a las de Jon Karrikaburu. Además, no son los únicos delanteros que tiene el equipo, ya que la competencia también es con el ya veterano Kike García. El único delantero en propiedad del equipo vitoriano lleva 13 partidos y 2 goles.

Zaragoza y Athletic, posibles destinos de emergencia

Esta falta de minutos es la razón por la cual la Real Sociedad podría buscarle una salida a Jon Karrikaburu. La Real Sociedad firmó un contrato de cesión de un año al Alavés por el jugador, pero con el compromiso de que este vínculo sería por dos años. También incluyeron una cláusula de compra, con un valor de 10 millones de euros, además de una de recompra para la Real.

No obstante, ninguna de las cláusulas parece que se va a cumplir, pues el jugador podría retornar al club donostiarra. Aunque, eso sí, ese retorno sería temporal, pues el objetivo es buscarle una salida que permita al jugador tener más minutos.

Ese destino podría ser el Real Zaragoza, según ha comentado El Gol Digital. El club maño, tras un gran inicio de temporada, está poco a poco cayendo en la clasificación y necesitan un delantero para meter goles. Es ahí dónde entra Jon Karrikaburu, quién cuenta con una gran experiencia en Segunda División y un gran nivel en la categoría de plata.

Sin embargo, no es la única opción que está sobre la mesa, ya que el Athletic Club también está al tanto de su situación. Ernesto Valverde es gran valedor del delantero, además de que ya se habló en verano de su posible llegada a San Mamés. Sin embargo, la Real Sociedad no estuvo por la labor de entregarle a una promesa a su gran rival, por lo que rechazaron la propuesta.

Sea como sea, lo cierto es que la situación de Jon Karrikaburu en el Deportivo Alavés no es la mejor. Por lo tanto, tanto el jugador como el club vitoriano como la Real Sociedad deberán buscar una solución para todas las partes.