Logo EstoesAtleti.es
Logo EstoesAtleti.es
Logo Messenger
Logo whatsapp
Griezmann besándose el escudo tras marcar al Getafe

Antoine Griezmann sella la Champions para el Atlético de Madrid con un hat-trick

El conjunto colchonero sacó una importante victoria del Coliseum para cerrar matemáticamente la cuarta plaza

En el día San Isidrio, dos equipos madrileños como el Getafe y el Atlético de Madrid se enfrentaban en un derbi con extrema importancia para los de Simeone. Una victoria suponía que al conjunto colchonero certificar matemáticamente su presencia en la próxima edición de la Champions League. En el otro lado, los de José Bordalás,  asentados en la mitad de la tabla, buscaron dar una alegría a su afición a pesar del horario (miércoles a las 22:00h).

Magia argentina y francesa

Los primeros minutos destacaron por la ausencia de ocasiones. Ambos conjuntos decidieron no elevar la intensidad a la hora de presionar, por lo que cada uno podía mover el balón sin grandes problemas. La única jugada peligrosa durante el primer cuarto de hora salió de los pies de Greenwood, quien hizo una preciosa jugada individual que finalizó con un tiro muy sencillo para Oblak.

Poco a poco, los rojiblancos se fueron animando con transiciones rápidas por las bandas, con Llorente y Lino como los futbolistas más profundos. Instantes posteriores, Ángel Correa estuvo a punto de quedarse solo ante David Soria tras una jugada preciosa entre el argentino, Barrios y Griezmann, pero no controló con precisión dentro del área.

Al borde de la media hora, De Paul encontró a Griezmann con un precioso pase en largo, que el francés bajó con un control exquisito, y batió al portero del Getafe. Tras varios intentos, el Atlético de Madrid consiguió adelantarse en el marcador y con el "principito" como protagonista. Algo que se pedía desde la afición, pues Griezmann ha sufrido un bajón de nivel considerable en los últimos meses, pero se resarció con su vigésimo segundo gol en esta temporada.

El Getafe no se achicó, comenzó a presionar al Atlético de Madrid  y estuvo muy cerca de empatar. Varios fallos defensivos en la defensa a la hora de sacar el balón facilitó una jugada clarísima de Greenwood, quien reventó la pelota en el larguero tras un paradón de Oblak. Posteriormente, Mario Hermoso filtró un gran pase entre líneas que dejó solo a Correa para anotar el segundo, pero quedó anulada por fuera de juego.

No sucedió lo mismo con el segundo tanto de  Griezmann, el cual subió al marcador tras revisar un posible fuera de juego de Ángel Correa. Una vez más, De Paul conectó con los hombres de arriba con un gran pase sobre la defensa para su compatriota, y este le dejó en bandeja a Griezmann su doblete. Con este último golpe colchonero, el colegiado añadió cuatro minutos en los que no pasó gran cosa.

Sentencia del principito

La segunda mitad comenzó con un Getafe  queriendo ser el dueño del partido, por lo que realizó tres cambios. En el Atleti, en cambio, tan solo Azpilicueta  entró en el lugar de Barrios al inicio de los segundos 45 minutos. El club rojiblanco informó en sus redes sociales que la sustitución se realizó por unas molestias que sintió el canterano del Atlético de Madrid.

Unos movimientos que no surgieron efecto para Bordalás, pues el equipo visitiante volvió a golpear. Otra gran contra del Atlético, con transiciones veloces, colocó a Samuel Lino al borde del área, quien puso una asistencia preciosa para Griezmann para batir con un "caño" a Soria. El francés anotaba así su tercer gol de la noche en uno de sus mejores partidos de la temporada.

El Atlético de Madrid se mostró como el dueño del partido, controlando las avanzadas del Getafe sin problemas. Los pupilos de Simeone  no dejaban de intentarlo con los balones en largo que tantas complicaciones han causado a la defensa azulona. Era el arma principal de los rojiblancos, quienes la explotaron una y otra vez con un éxito total.

Poco a poco el Getafe se iba animando, por lo que el Cholo decidió mover los banquillos para preservar el resultado con piernas frescas. Riquelme entró en el lugar de un Ángel Correa,  que volvió a hacer un partido notable tras una nueva titularidad.

Saúl, Reinildo y Memphis  serían los últimos movimientos del  Cholo  al final del encuentro. El partido se iba cerrando con un Getafe volcado al ataque, y con un Atlético a la espera de tener metros para correr y para aumentar la distancia en el marcador. Un deseo que no se hizo realidad, pues la noche se mantuvo con el cero a tres hasta el pitido del colegiado.

Así, el equipo de Diego Pablo Simeone cerró, un año más, su participación en la próxima edición de la Champions League. Una victoria que, además, mantiene viva la posibilidad de quedar en la tercera posición, la cual estará a dos puntos con seis en juego. Las próximas dos jornadas, serán clave para conseguirlo.