Logo EstoesAtleti.es
Logo EstoesAtleti.es
Logo Messenger
Logo Twitter
Imagen de Samuel Lino en el Metropolitano

El Atlético de Madrid cae en el Metropolitano pese a un gran Samu Lino

El conjunto rojiblanco se complica el pase a la final de la Copa del Rey tras la derrota en casa por 0-1

El Atlético de Madrid cayó por 0-1 al Athletic Club en el partido de ida de las semifinales de Copa del Rey. Con este resultado viajarán el 29 de este mes a San Mamés, donde se jugarán el pase a la final de esta competición.

Primera parte difícil

Salía el equipo de Simeone como nos tiene acostumbrados en su casa, presión alta e intentar recuperar arriba para terminar jugada rápido. Sin embargo, no encontraron la manera de hacerle daño a una defensa del Athletic Club que se mostró muy bien plantada. 

No hubo prácticamente acercamientos en los primeros minutos, más allá de un disparo de Memphis que se marchó muy arriba. Reinildo, tras un grave error con balón cometió un claro penalti, que no le costó la roja por un pelo.

En el minuto 25, Berenguer transformaría la pena máxima, engañando a Jan Oblak y poniendo el 0-1. No encontraba los huecos el Atleti, pero un error Agirrezabala hizo que Depay tuviera la mejor ocasión de los rojiblancos. El portero vasco se rehizo bien del error y lo consiguió enmendar agarrando la bola. 

Poco más sucedió, hasta que en el último minuto de la primera mitad, De Paul en una jugada ensayada encontró a Griezmann en el área. El principito realizó un gran control, pero la defensa del Athletic Club se le echó encima muy rápidamente.

Tras esto daría final el primer tiempo.

Remando sin recompensa

La segunda mitad sí que empezó de la manera que suele hacerlo el equipo del Cholo en el Metropolitano. La presión surgió efecto. Simeone dio entrada en el descanso a Mario Hermoso en el descanso para buscar una salida de balón más limpia.

Y le salió como anillo al dedo, exceptuando lo más importante, el gol. El Atleti se volcó por su banda izquierda, buscando las internadas de Samu Lino, que fue un puñal durante toda la segunda mitad. El brasileño estuvo muy cerca de empatar el partido en dos disparos cruzados que se marcharon muy cerca de la meta rival. 

Pese a estar replegados, el Athletic Club metió miedo en el cuerpo en una gran oportunidad que tuvo Asier Villalibre. Cerca del minuto 80, Griezmann puso atrás un balón en boca de gol, pero Agirrezabala se interpuso y mandó a córner el balón.

Álvaro Morata tuvo la más clara, tras un gran balón lateral de Mario Hermoso, el delantero madrileño no pudo rematar bien delante de la portería rival. Lekue sacó un balón bajo palos a Ángel Correa, siendo esta la ocasión más clara de todo el encuentro. 

El Athletic Club metió desde el banquillo varios efectivos defensivos, renunciando al ataque, pero montando una gran defensa. Cuando todo parecía acabado, Yeray cometió un claro penalti sobre Morata, pero fue anulado por fuera de juego del delantero español.

Pese a la buena segunda mitad de los colchoneros, el equipo vasco defendió bien el resultado y se llevó un gran 0-1.