Logo EstoesAtleti.es
Logo EstoesAtleti.es
Logo whatsapp estoesatleti
Logo whatsapp
Oblak en un partido con Eslovenia

Un inmenso Jan Oblak no evita el empate de Eslovenia en su encuentro con Serbia

A falta del partido de Inglaterra esta noche contra Dinamarca, los eslovenos son segundos del Grupo C momentáneamente.

En la segunda cita europea de su historia, la Eslovenia de Jan Oblak se sitúa como segunda de su grupo tras el empate frente a Serbia en la tarde de hoy. Con el guardameta rojiblanco como principal estandarte, los eslovenos siguen remando hacia octavos y han obtenido un 1-1, habiendo igualado el conjunto serbio el marcador en la última acción del partido. A expensas de lo que ocurra esta tarde en el duelo que enfrentará a Inglaterra y Dinamarca, los dos puntos cosechados por los eslovenos hacen que dependan de sí mismos.

El muro Oblak sigue siendo infranqueable

Tras un encuentro en el que el arquero colchonero ha estado a un nivel estratosférico, los eslovenos se sitúan como la  revelación del Grupo C, donde atesoran la segunda posición. Si la cosa no se tuerce, Eslovenia depende de sí misma para acceder por primera vez en su historia a unos octavos de la Euro. Oblak, consciente de la magnitud de la hazaña, atraviesa un gran momento de forma y, en la tarde de hoy, ha vuelto a demostrar que sigue siendo uno de los mejores.

A pesar de las  arremetidas de Serbia por intentar  abrir en el día de hoy el marcador, los delanteros balcánicos se toparon una y otra vez con la muralla del Atlético. El guardameta colchonero ha sido la pesadilla de Mitrovic, referencia en el ataque serbio esta tarde, que se ha encontrado varias veces con el portero esloveno y sus milagrosas atajadas. El gol de Karnicnik fue igualado por el ex madridista  Luka Jovic, que logró un empate sobre la bocina  para mantener con vida a Serbia en el torneo.

Una cita con la Historia

Desde Eslovenia  sueñan con poder acceder a las primeras eliminatorias de su historia tras esta, hasta el momento, extraordinaria fase de grupos. Su  aguante, fortaleza y las increíbles intervenciones de Jan Oblak convierten al conjunto esloveno en una equipo muy difícil de batir, como demuestran los dos empates cosechados hasta la fecha. Viviendo el partido a partido, el guardameta del Atlético de Madrid es  cauto  y transmite a sus compañeros la serenidad  para pensar desde esta tarde en el duelo contra Inglaterra.

Un último empujón

Los dos puntos que atesoran les sitúan con vida para acabar accediendo a la siguiente fase del Campeonato de Europa. El repentino empate de hoy hace que  Eslovenia se la juegue el martes frente a Inglaterra, que juega en unos instantes contra Dinamarca, rival directa  de los eslovenos. Sin bajar los brazos a pesar del duro golpe que ha supuesto el tardío tanto de Jovic, Oblak y los suyos irán a por todas en su duelo con los ingleses.