Logo EstoesAtleti.es
Logo EstoesAtleti.es
Logo whatsapp estoesatleti
Logo Twitter
Un jugador de fútbol con chaleco de entrenamiento azul en un campo con fondo desenfocado.

Joao Félix, suplente en la segunda victoria de Portugal en la Euro

Los de Roberto Martínez sellan prácticamente la clasificación para octavos tras golear a la Turquía de un Arda Guler sup

Tras la victoria agónica de Portugal contra República Checa con el postrero gol de Conceição, Portugal llegaba a Dortmund con la idea de sellar su clasificación y lo acabaron logrando.

Una primera parte soporífera

Estamos viviendo una Eurocopa extraña, en la que equipos como Georgia o Austria son más entretenidos de ver que los Francia e Inglaterra, no es excepción esta Portugal. Tras unos 15 minutos, en los que lo poco que pasaba lo creaba Rafael Leao, un centro raso del mismo fue rozado por Akaydin y Bernardo Silva anotó el primer gol.

Akaydin: un drama

La nota negativa de Turquía tuvo nombre y apellidos: Samet Akaydin. El defensa del Panathinaikos concluyó una primera parte para olvidar tras un pase a portería sin mirar cuando el portero no se encontraba en ella. 

El resultado, os lo podéis imaginar. 0-2 para Portugal y muy mal se tenían que dar las cosas en la segunda parte para que los lusos no se llevaran los tres puntos ante una Turquía desquiciada.

La nota positiva de Turquía la puso el de casi siempre, Artukoglu, que con algún desborde que otro en la banda de Cancelo intimidaba a la defensa de los de Martínez. Todo ello en una primera parte que si destacó por algo fue por las cinco amarillas que enseñó el colegiado. Tres para Turquía, dos para Portugal. 

Cristiano Ronaldo y los espontáneos

La segunda parte nos mostró un lado de la carrera de Cristiano no muy común. A los 10 minutos de reanudar el partido un pase en profundidad filtrado entre la defensa otomana dejó al delantero del Al-Nassr solo contra el portero turco, Bayindir.

En otros años veríamos al delantero “fumársela” pero esta vez decidió asistir a Bruno Fernandes para poner el 0-3 en el marcador.  El otro aspecto reseñable de una segunda parte tremendamente plana, fueron los cuatro espontáneos que saltaron con el único objetivo de sacarse una foto con su ídolo, el ‘7’ portugués.

Tres puntos más sin mucha complicación para los lusos que pasan a octavos de final como primeros de grupo. Se permitirán, así, un tercer partido de rotación donde las probabilidades de ver a João Felix son mayores que hasta ahora.