Logo EstoesAtleti.es
Logo EstoesAtleti.es
Logo whatsapp estoesatleti
Logo whatsapp
Imagen de Álvaro Morata

Morata capitanea a una España que ilusiona, convence y sobre todo...¡Gana!

Álvaro Morata vuelve a mostrar un buen nivel en otro triunfo de España en la Eurocopa

Con la única novedad de Laporte en el once inicial salía España a jugar el segundo partido de fase de grupo de esta Euro 2024. Como suele ocurrir en estos casos, un simple cambio ya generaba dudas… y más aún después de escuchar noticias sobre el dudoso estado de forma del defensa del Al-Nassr F. C.

Dudas que en el minuto 2 comenzaron a disiparse tras un remate de Pedri en el área pequeña que desvió Donnarumma. El centro lo puso un Nico Williams que durante toda la primera parte fue un dolor de cabeza para Di Lorenzo que tuvo que vérselas una y otra vez con el desparpajo de un chaval que quiere ser importante en esta selección.

Nico y Lamine: Dos incordios en ataque


Y si tenemos que hablar de lo importante, Álvaro Morata tiene algo que decir. Suyo fue el centro que remató Nico y salió rozando el palo izquierdo del portero del PSG, también suya fue la ocasión que acabó parando el guardameta italiano y como también suyos fueron las luchas incesantes contra los centrales italianos para darle aire al equipo.

Precisamente un respiro fue lo que necesitó una Italia sobrepasada que agradeció la llegada del descanso. Poco le sirvió porque España no da tregua.

Morata con la ayuda....de Calafiori

Apenas seis minutos después del inicio de la segunda parte, Pedri fallaba un pase de la muerte que muchos veían dentro. No estaba del todo preciso el medio del Barça, como tampoco lo estuvo de cara a puerta la selección española que en el 55’ vería como tras un centro de Nico - en su enésimo desborde a Di Lorenzo - que peinaba Morata para que Calafiori la metiera con la rodilla en su propia portería. Como suele ocurrir, la más improbable que se meta, va para adentro.

España controlo el juego: Buenos cambios del entrenador


Lejos de dar un paso atrás, los de De La Fuente no dejaron de pisar el acelerador. Fruto de este empuje llegó un espectacular tiro del MVP del partido - Nico Williams - que solo pudo evitar el travesaño de ser gol.

Bien es cierto que con los cambios y el inevitable empuje italiano, el partido se descontroló en los últimos 15 minutos. Un desorden al que también contribuyó el colegiado Slavko Vinčić con decisiones un tanto… rigurosas.

Con esto, acabó el partido con 1-0 en el luminoso, pero con la sensación de poder haber sido 4-0 y viendo que, hasta el momento, España es la selección que mejor fútbol práctica y que sobre todo… ¡gana!