Logo EstoesAtleti.es
Logo EstoesAtleti.es
Logo Messenger
Logo whatsapp
Rodrigo de Paul, disputando una pelota en el encuentro ante el Sevilla

El Sevilla bloquea al Atlético de Madrid y aprieta la lucha por la Champions League

El cuadro colchonero no consigue su objetivo y vuelve a caer fuera de casa, acumulando su tercer encuentro consecutivo sin ganar y apretando la pelea por estar en la máxima competición continental

El cuadro rojiblanco arrancó bien el encuentro, con iniciativa, queriendo tener grandes aproximaciones para marcar. Ante un Sevilla que necesitaba conseguir los tres puntos, los hombres de Simeone necesitaban dar un gran paso adelante en el torneo doméstico. Griezmann tuvo una de las primeras ocasiones, donde el balón se fue algo por encima de la portería, aunque el colegiado señaló fuera de juego (que no era).

El cuadro hispalense, que se mostró muy intenso desde los primeros compases, logró dar la sorpresa al poner el 1-0. Tras un saque de esquina, en el que se produjo una muy mala salida de Oblak, Isaac supo aprovecharse del error del esloveno. El joven canterano del conjunto andaluz adelantaba así a los de Quique en el electrónico.

El Atlético busca reaccionar de forma gradual en la primera parte

De este modo, el cuadro de Simeone tenía un durísimo reto por delante: intentar remontar. El conjunto colchonero estaba obligado a sumar de tres en tres, y tenía que dar un paso adelante en el partido en el Sánchez Pizjuán. Poco a poco, los rojiblancos querían incomodar al Sevilla, y Hermoso lo probó desde lejos, intentando sorprender al meta, aunque su disparo se fuera por encima del larguero.

Con el paso de los minutos, aunque el cuadro local seguía apretando, buscando el segundo, el Atlético no bajaba los brazos. Con el objetivo de mantener el control de la pelota, los visitantes buscaban elaborar ataques largos para no pasar más problemas. Sin perder de vista su propia portería, ya que los sevillanos seguían contando con buenas ocasiones para ampliar su ventaja en el electrónico.

Lino tuvo una de las grandes ocasiones de la primera mitad cuando, tras una gran conducción, intentó incomodar al meta. Sin embargo, su disparo, desde el balcón del área, se fue desviado por poco de la portería del Sevilla, siendo un claro aviso. Ante un sólido conjunto hispalense, los colchoneros no lo tenían fácil, teniendo los locales un palo de las botas de Isaac Romero.

A pesar de que Morata, uno de los más activos en los primeros 45 minutos, tuvo su ocasión más clara, el Atlético debía reaccionar. El madrileño se situó mano a mano con el meta sevillista, pero el portero local no tuvo problemas a la hora de despejar su lanzamiento. De esta forma, se desbarataba la mejor aproximación que había tenido el cuadro rojiblanco en la primera mitad.

Morata da la voz de alarma en el Atlético de Madrid

En el tramo final, Morata dio la voz de alarma en el conjunto capitalino, al sufrir una posible lesión. Tras una acción un defensa rival, el punta del Atlético tuvo una dolorosa e impactante caída, lo que requirió la atención de los servicios médicos. En dicha acción, al caer al suelo, la rodilla se le dobla, lo que hizo saltar todas las alarmas en el cuerpo técnico colchonero.

Entre ostensibles gestos de dolor, Morata fue atendido en el banquillo por el cuerpo médico. Esto provocó que tuviera que ser retirado al vestuario, lo que hizo que no pudiera seguir en el encuentro, siendo sustituido por Memphis. Todos se quedaron pendientes de lo que pudiera pasar con el delantero, la peor noticia posible para el cuadro de Simeone.

El Atlético crece pero le falta eficacia en la segunda mitad

Tras el paso por los vestuarios, el cuadro rojiblanco salió con buenas intenciones, teniendo varias ocasiones para igualar la contienda. Los de Simeone dieron un paso adelante para empatar, generando más situaciones de gol e incomodando a la defensa del Sevilla. Eso sí, el Atlético no se debía despistar, ya que los locales vieron cómo el colegiado les anuló el que pudo ser el 2-0.

Pasaba el tiempo, y la buena reacción debía ser confirmada con hechos por parte de los visitantes. Isaac Romero estaba siendo un quebradero de cabeza para los de Simeone, teniendo de nuevo una gran oportunidad para darle ventaja a su equipo. Oblak, muy atento, despejó de forma espectacular el balón con una sola mano, manteniendo con vida a su equipo.

Transcurría la segunda parte, y los madrileños no perdían la cara al partido, intentando llegar de forma constante al área rival. Llorente, desde fuera del área, intentaba poner a prueba al meta del Sevilla, pero el portero atrapaba sin problemas el disparo. A pesar de esto, el cuadro visitante no terminaba de encontrar la precisión necesaria para conseguir su objetivo en el partido.

El Sevilla reclamaba un posible penalti de Nahuel Molina

Tras superar el ecuador de la segunda mitad, llegó una de las acciones más polémicas del encuentro. Nahuel Molina tuvo un choque con Isaac Romero, y todo el Sevilla reclamaba penalti del lateral argentino del Atlético de Madrid. A pesar de las protestas, el colegiado no vio nada punible en dicha acción, ante la incredulidad del conjunto local.

El Atlético lo intenta pero no recibe recompensa en la última fase del encuentro

El tramo final del partido vio cómo el Atlético de Madrid estaba absolutamente volcado en intentar lograr el empate. Con un Sevilla que no dejaba de buscar el segundo gol, los de Simeone estaban en su mejor momento, apretando mucho al cuadro local. Los de Quique Sánchez Flores no bajaron el pistón, cosa que retrasaba demasiado a los visitantes de su meta.

El esfuerzo de los futbolistas colchoneros mejoró durante la segunda parte su rendimiento en el partido. Sin embargo, no encontraron la puntería necesaria para batir al portero del Sevilla y perdieron tres puntos clave en la lucha por la Champions. De este modo, el Atlético se aleja un poco más de las primeras posiciones y aprieta la pelea por la máxima competición continental.