Logo EstoesAtleti.es
Logo EstoesAtleti.es
Logo Messenger
Logo Twitter
Imagen de Enrique Cerezo en un montaje en el Metropolitano

Un viejo conocido del Atlético de Madrid alaba la gestión de Cerezo y Gil Marín

Uno de los jugadores de la etapa oscura del club hace algo más de 20 años dedicó buenas palabras a la directiva

Salva Ballesta, el ex jugador de Atlético de Madrid y Racing de Santander, entre otros equipos, concedió una entrevista a Flashscore, en la que tuvo palabras para el club rojiblanco.

Salva, alias el "Aviador", fue pichichi de Primera y Segunda División con el Racing y con el Atleti. A día de hoy, es entrenador y puede ver como son las gestiones de los equipos y clubes desde un punto más crítico.

"No hay ningún motivo para no confiar en Simeone"

Salva fue preguntado acerca del Real Madrid y sus fortalezas respecto al Atleti: Tenemos que reconocer que del centro del campo hacia delante es un equipo vertical, veloz y con calidad. Pero los atléticos tenemos que agradecerle al Cholo el salto cualitativo que ha pegado el equipo a nivel deportivo, y a nivel de gestión con Miguel Ángel (Gil) y (Enrique Cerezo). No hay ningún motivo para no seguir contando con Simeone".

Quiso hablar de como se prepara un jugador para un derbi:  "El jugador se mentaliza de otra manera, la envolvente de la semana es diferente con la prensa, afición, compañeros... Luego ya cuando empieza a rodar el balón, el fútbol es fútbol y lo que estamos viendo son derbis muy tácticos y con mucha estrategia". 

Ve al Atlético como un equipo meramente copero, puesto que la distancia con el Madrid es muy grande. Eso así, reconoció la importancia que tiene sumar puntos para asegurar la plaza Europea.

Recordado en la afición rojiblanca

Salva solo jugó dos temporadas como colchonero, pero le sirvió para ganarse el cariño de toda la afición. Llegó en una época gris del club, con el equipo en Segunda División e hizo todo lo posible para devolverlo a donde merecía, Primera. 

En la temporada 2000/2001 anotó 27 goles en 41 partidos disputados y fue pichichi de la competición de plata del fútbol española. Después, volvería como cedido en la 2004/2005, pero sin el éxito de su primera etapa.

Esta vez con el equipo en Primer División, pero no se asentó como titular. Anotó seis goles ese año con el club rojiblanco. A día de hoy está disfrutando de la profesión de entrenador, habiendo sido técnico de equipos en Primera Federación.