Logo EstoesAtleti.es
Logo EstoesAtleti.es
Logo Messenger
Logo Twitter
Florentino Pérez y Endrick Felipe

Endrick solo necesita 5 minutos para calmar a Florentino Pérez: Estreno a lo grande

Endrick ha superado un gran bache y Florentino respira aliviado

Endrick Felipe está aprendiendo a pasos agigantados lo que significa ser profesional. Un fichaje, goles, sequía, malas actuaciones... esta temporada Endrick ha vivido muchas situaciones diferentes y eso le está haciendo madurar más rápido de lo esperado.

Florentino Pérez tiene muchísimas esperanzas puestas en él, pues con 16 años, Endrick hace cosas que ningún otro futbolista es capaz de imaginar. Su desparpajo y su explosividad le convierten en una pesadilla para los rivales y el Real Madrid le espera con los brazos abiertos. Sin embargo, hasta que no cumpla los 18 no podrá llegar a España, así que de momento tiene que demostrar su calidad en Brasil.

Precisamente allí, la semana pasada arrancó una nueva temporada del Brasileirao. El equipo de Endrick, el Palmeiras, es el actual campeón de la competición y quiere revalidar el título liguero, así que el joven fichaje del Real Madrid primero tendrá que ayudar a los suyos antes de aterrizar en el Santiago Bernabéu. Y lo cierto es que su temporada no ha podido empezar mejor.

Endrick deja atrás las críticas y pasa a la acción

Endrick llegaba al debut del Brasileirao lleno de confianza tras ver puerta en la final del Campeonato Paulista, pero hace no muchas semanas estaba hundido. Y es que el joven delantero atravesaba una racha muy negativa y la presión se apoderó de él hasta el punto de hacerlo estallar.

De hecho, su situación llegó a ser tan delicada que Florentino Pérez tomó la decisión de enviar a Juni Calafat, el jefe de ojeadores del Real Madrid, hasta Brasil para que animase a Endrick y le hiciera ver lo importante que será para el club blanco. Además, figuras y leyendas del Madrid como Vinícius, Ancelotti o Roberto Carlos también se pusieron en contacto con Endrick vía telefónica para tratar de animarlo.

Endrick, Vinícius Júnior y Carlo Ancelotti
Endrick recibe llamadas del Real Madrid | Canva

Sin duda, unos gestos muy especiales que Endrick ha sentido muy de cerca y que le han ayudado a superar el bache que atravesaba. Sí, porque ha pasado de protagonizar una sequía goleadora de doce partidos sin ver portería a anotar 3 goles en los últimos cuatro partidos.

Endrick se divierte en el estreno del Brasileirao

Está claro que todavía tiene que crecer física y mentalmente, pero es muy buena señal que haya superado su calvario sin desesperarse. Y es que, pese a su corta edad, Endrick parece que tiene la cabeza muy bien amueblada. “Es muy capaz de manejar bien las emociones, las sensaciones: es un jugador muy equilibrado mentalmente”, decía su entrenador en el Palmeiras Sub-20.

Sin embargo, pese a las alabanzas que recibe Endrick por parte de los que lo conocen, lo cierto es que su situación preocupó bastante a Florentino Pérez. Su sequía se alargó más de lo esperado y llegó a quedarse en el banquillo un par de partidos sin jugar, pero ahora todo ha cambiado.

Endrick ya logró poner fin a su mala racha en la final del Campeonato Paulista anotando dos goles (uno en la ida y otro en la vuelta) y ahora ha vuelto a ver puerta en su debut en el Brasileirao. Tan solo necesitó 5 minutos para cazar un balón en el área y poner el 1 a 0 en el marcador, demostrando que su calvario es cosa del pasado y haciendo respirar aliviado a Florentino Pérez.

Endrick hace historia

Endrick es toda una sensación en Brasil y no es para menos. Debutó la temporada pasada siendo un crío, pero ya logró marcar en liga y este año lo ha vuelto a hacer. De hecho, sus números en la competición doméstica son espectaculares y le han convertido en un ídolo para la afición.

El año pasado, Endrick ya anotó 3 goles en apenas 300 minutos de liga y este año solo ha necesitado cinco minutos para marcar el primero. De este modo, Endrick promedia un gol cada 79 minutos en la liga brasileña y sigue demostrando la razón por la que el Real Madrid desembolsó más de 35 millones de euros: Será un crack.