Logo EstoesAtleti.es
Logo EstoesAtleti.es
Logo Messenger
Logo whatsapp
Antoine Griezmann con los brazos al aire

Antoine Griezmann termina con los adjetivos: exhibición, golazo y homenaje

El delantero francés demuestra ser uno de los mejores del mundo y protagoniza una obra de arte en la prórroga ante el Real Madrid

Es prácticamente imposible encontrar nuevos elogios para el rendimiento de Antoine Griezmann. El delantero francés volvió a ser decisivo en un partido importante del Atlético de Madrid, marcando un tanto en la prórroga. Su desempeño en el terreno de juego es incombustible, siendo protagonista en ataque y en defensa.

Antoine Griezmann se ha convertido en el jugador total, una pieza indispensable para que todo en el Atlético funcione. Ayer, en un partido en el que no parecía estar cómodo, fue decisivo en esos pequeños detalles tan importantes para el resultado. Más allá del gol, el francés recibió su propio homenaje demostrando ser uno de los mejores del mundo en estos momentos.

Antoine Griezmann, el mejor de todos

El partido de ayer del Atlético sirve para sacar muchas notas positivas para lo que resta de temporada. Uno de los mejores puntos a favor es el enorme rendimiento que está teniendo Antoine Griezmann durante el presente curso. Su partido de ayer es todo un homenaje al esfuerzo, el trabajo y el sacrificio por unos colores y una camiseta.

Seguramente, estemos hablando del jugador más completo de todo el mundo, debido a su gran labor en el aspecto goleador y defensivo. Ayer, fue clave a la hora de sacar la pelota jugada y de romper líneas al primer toque para ayudar en los contragolpes. Su golazo, ya en el tiempo de prórroga, fue toda una oda al saber aprovechar el momento y tener esa clase que no abunda en el fútbol actual.

Homenaje y pasillo

La noche que vivió Antoine Griezmann ya fue emocionante desde antes de que se diese el pitido inicial del derbi. El francés recibió un más que merecido homenaje en la previa, tras convertirse en el máximo goleador histórico del club con 174 goles. Después, Antoine Griezmann dio una clase magistral sobre cómo debe ser un futbolista que quiera jugar libre por todo el campo, siendo el mejor en una noche grande.

Un beso eterno

Toda la jugada de su gol tiene una gran cantidad de detalles que demuestran que Antoine Griezmann es más un clase mundial. Dejó atrás a Vinícius, uno de los jugadores que más destaca por su velocidad y explosividad, entrando en  el área del Real Madrid. Después, encontró el único hueco que existía en la portería de Lun, poniendo el balón en la escuadra y dando oxígeno al equipo.

Para celebrarlo, Antoine Griezmann dejó su camiseta sobre el césped del estadio rojiblanco y besó los colores del Atlético de Madrid. Pocos aficionados pueden aún estar enfadados con cómo fue su salida al FC Barcelona en el año 2019. Antoine Griezmann ha sabido redimirse, pedir perdón y demostrar que se equivocó y que quiere ser leyenda del conjunto colchonero.

Objetivo al 200

Ahora, Antoine Griezmann solo piensa en seguir mejorando y aumentar la cifra de goles que ella ha marcado con el equipo rojiblanco. El francés ya asuma 175 tantos con la elástica colchonera, pero es más que probable que termine su carrera en el Atlético superando las 200. Además, las ganas que tiene Antoine Griezmann determinar la temporada tocando metal parecen cada vez más altas.