Logo EstoesAtleti.es
Logo EstoesAtleti.es
Logo whatsapp estoesatleti
Logo Twitter
Copa del Rey 1992

El Atlético de Madrid: la bestia negra del Real Madrid en el Santiago Bernabéu

Cuando se cumplen 32 años de la final de 1992, aprovechamos para repasar los cinco derbis en finales contra los blancos

La rivalidad entre Atlético de Madrid y Real Madrid por ver "quien manda en la capital" es algo que siempre ha estado, está y estará. Por los siglos de los siglos. Y que así sea, siempre que se lleve a lo meramente deportivo.

Aprovechando el 32º aniversario de la final de Copa del Rey, ganada por los colchoneros en 1992. Repasamos las cinco finales entre estos dos equipos.

1960: La primera de muchas

En este torneo, los atléticos comandados por José Villalonga disputaron nueve partidos en los que consiguieron ocho triunfos y convirtieron 30 goles. Para alcanzar la gran final, el Atleti superó al Sabadell, Córdoba y al Elche.

El último escollo sería un Real Madrid con Gento, Di Stéfano y Puskas como principales amenazas. De hecho, este último fue quien abrió el marcador en el minuto 20. No sería hasta la segunda parte cuando los rojiblancos aplastarían al equipo blanco con goles de Collar, Jones y Peiró.

Final copa del rey
Final Copa del Rey 1960 | Google Imagenes

1961: Donde cabe una, caben dos

El Atletico de Madrid decidió sumar su segundo título copero un año después, contra el mismo rival y en el mismo escenario. Para mas inri, con un desarrollo prácticamente calcado.

Ferenc Puskas anotaba el primer tanto del encuentro en el 9, sin embargo esta vez no tendrían que esperar los colchoneros para poner las tablas en el partido. Un gol de Peiró en el minuto 21 comenzaría a darles una sensación de déjà-vu a los merengues.

Peiró repetiría en el 47' y Mendonça marcaría el definitivo gol de la remontada en el 69' para que Di Stefano maquillara el resultado al final del partido.

La leyenda del Atleti  en finales de Copa del Rey en el Bernabéu, comenzaba a ser una realidad.

Copa del Rey
Final Copa del Rey 1961 | Google Imagenes

1975: En el Calderón, se cambiaron las tornas 

Esta final fue un fiel reflejo de la rivalidad entre ambos conjuntos. Encuentros muy ajustados, ganados por detalles y jugando sobre todo a no cometer errores.

Tras 120 minutos en los que ambos equipos no lograron perforar las mallas ni de Reina ni de Miguel Ángel, llegaron los penaltis. Fue en este momento cuando el meta blanco se erigió como héroe tras atajar los lanzamientos de Irureta y Salcedo.

Paradojas de la vida, la primera victoria blanca en una final de Copa del Rey tuvo que ocurrir en el feudo rojiblanco.

1992: El Sabio a los mandos y Futre ejecutando

La octava Copa del Rey vendría con dos nombres principales como artífices de la misma. Don Luis Aragonés como entrenador y Paulo Futre como estrella de un equipo de época.

Real Oviedo, Athletic Club y Deportivo de la Coruña fueron las víctimas antes de enfrentar en otra final al Real Madrid en el Bernabéu. Esta vez, no habría remontada... 

Los rojiblancos abrieron la lata tras una espectacular falta de Bernd Schuster 7', contra la que nada pudo hacer Buyo. El segundo y último gol lo firmaría Futre a la media hora de juego con un zurdazo a la escuadra.

El Atleti volvía a una final contra el Madrid en el Bernabéu y no fallaba a su cita  para tocar metal.

Copa del Rey 1992
Copa del Rey 1992 | Google Imagenes

2013: Y el resto es historia

14 años después, el Atlético de Madrid rompía la nefasta racha contra el eterno rival. 

Con un Madrid lleno de estrellas y en proceso de autodestrucción gracias a Mourinho, todo lo que no fuera ganar iba a se un fracaso para los blancos.

La historia de los últimos años parecía repetirse, gol de Cristiano y los fantasmas sobrevolaban una vez más. Sin embargo, lo que no sabíamos es que la historia que se iba a repetir es la del Atleti en finales de Copa del Rey contra el Madrid.

Prueba de ello fue el gol con el que Diego Costa  igualaría el partido antes del descanso. Patadas, choques, duelos, tiros al palo, rojas y ocasiones clamorosas falladas mediante, Miranda mandaría a guardar un centro de Koke que pasaría a la historia.

Todo esto, no hubiera sido posible sin una figura principal: Diego Pablo Simeone. Una persona que decidió cambiar estructuralmente el club sin decidirlo y basándose en una única premisa a la que se debe volver: partido a partido.