Logo EstoesAtleti.es
Logo EstoesAtleti.es
Logo Messenger
Logo whatsapp
Cinta Rodríguez, en un lance del encuentro que disputó el Atlético de Madrid ante la Real Sociedad en la Liga F

El Atlético de Madrid rompe su racha y cierra el 2023 de forma agridulce ante la Real

El equipo rojiblanco no ha podido pasar del empate ante la Real Sociedad y cierra el año de una manera agridulce tras un encuentro marcado por el regreso de Ludmila tras estar nueve meses alejada de los terrenos de juego

El encuentro comenzó con una Real Sociedad muy activa, queriendo acercarse desde el primer minuto a la meta defendida por Lola Gallardo. El Atlético debía desperezarse para poder avanzar en un encuentro que se podía complicar mucho para las de Cano. Ante un cuadro donostiarra intenso, el cuadro local debía dar un notable paso adelante en el encuentro para poder generar ocasiones de gol.

De forma gradual, el Atlético empezó a aumentar el ritmo, con la intención de intentar incomodar a la meta contraria. El conjunto rojiblanco debía meterle una marcha más al partido, dado que su inicio no había sido el mejor. La misión estaba clara: generar ocasiones, convertir el duelo en un asedio hacia la defensa de la Real Sociedad.

Una resolutiva Leicy Santos da alas al Atlético de Madrid

A los pocos minutos de arrancar, en la primera gran jugada del encuentro, el Atlético pudo adelantarse en el marcador. Tras estrellarse el balón en el palo de la meta de la Real, apareció una inspirada Leicy Santos, que inauguró el electrónico. La colombiana se aprovechó de dicha ocasión para batir a la guardameta y poner el 1-0 en Alcalá, para alegría de la afición.

Gracias a este tanto, el cuadro rojiblanco creció sobremanera en el encuentro, yendo de forma decidida a por el segundo gol. La intensidad de las de Manolo Cano aumentó sobre el terreno de juego, y eso ponía contra las cuerdas a la Real, que debía dar un paso adelante.

El Atlético, en busca de dar un nuevo paso adelante en el partido

A pesar de que el Atlético dio un paso adelante con el primer gol, el cuadro visitante quiso responder de forma rápida. Las de Natalia Arroyo no querían perder más puntos en el torneo doméstico e intentaron poner contra las cuerdas a Lola Gallardo, muy tranquila durante la primera parte.

Con todo, el cuadro de la capital de España era el que contaba con las ocasiones más claras durante el encuentro. Boe Risa, de falta directa, se quedó cerca de anotar el segundo tanto, pero la meta realista impidió su acercamiento. Poco a poco, a través de la posesión, las de Manolo Cano iban trenzado jugadas, generando ocasiones para poder ampliar el marcador en Alcalá.

El Atlético debía estar muy pendiente de la Real Sociedad

Manolo Cano, consciente de que su equipo no podía bajar el ritmo un solo instante, se desgañitaba desde el banquillo. Con el paso de los minutos, el Atlético seguía acumulando ocasiones, generando cierta incomodidad en la Real Sociedad. Ajibade, primero, y Eva Navarro, después, tuvieron dos aproximaciones que pudieron ampliar el marcador para las colchoneras.

De forma gradual, el conjunto de la capital de España seguía intentando asediar a la Real Sociedad, en búsqueda de la segunda diana. Sheila Guijarro, tras un buen centro lateral, tuvo una nueva ocasión, pero su lanzamiento fue detenido por la meta contraria. Llegaba poco el cuadro entrenado por Natalia Arroyo, pero en una de sus pocas aproximaciones, Lola Gallardo tuvo que intervenir.

La guardameta, en un alarde de buenos reflejos, detuvo el lanzamiento de una futbolista de la Real Sociedad, evitando el empate. La sevillana mostró una de sus mejores cualidades para detener la aproximación donostiarra, que puso el miedo en el cuerpo a las colchoneras. De esta forma, se confirmaba que el equipo local no se podía despistar ni ceder un solo milímetro en ningún momento.

El Atlético buscaba tener tranquilidad para dominar el encuentro

Tras el paso por vestuarios, el Atlético entró al terreno de juego con una mayor intensidad que en el primer tiempo. Desde los primeros compases, el cuadro de la capital de España intentó generar ocasiones para superar de forma clara a la Real Sociedad, que necesitaba poder salir de su área. A través de la velocidad, el cuadro donostiarra intentaba hacer daño, pero sus pocas llegadas eran impedidas.

Tras una primera fase llena de intensidad, el encuentro se volvió a estabilizar, con una Real que intentaba apostar por la posesión como herramienta. El Atlético, por su parte, intentaba dormir el encuentro, con la intención de poder aprovechar alguna ocasión para sentenciar la contienda. De este modo, las de Manolo Cano querían acercarse a una nueva victoria en la Liga F.

El Atlético, en busca de fluidez, quiso tener más ocasiones

En cierta fase del encuentro, el Atlético de Madrid estaba algo impreciso, con algunos fallos a la hora de pasar el balón. Sin embargo, rápidamente, el cuadro entrenado por Manolo Cano recuperaba rápidamente la posesión, aumentando su control en el duelo. Pasaban los minutos, y, de nuevo, el cuadro rojiblanco debía dar un paso adelante para poder sentenciar la contienda ante la Real.

El conjunto colchonero se activaba para intentar poder dejar solucionando el encuentro cuanto antes. Con la entrada de jugadoras como Crnogorcevic y Shei, el cuadro de Cano quería dar más fluidez a sus jugadas, con la meta de asediar definitivamente a la defensa donostiarra.

De hecho, la futbolista suiza, nada más entrar, tuvo una de las ocasiones más claras del partido. Tras el rechace del lanzamiento de Sheila al larguero, la ex del FC Barcelona se quedó muy cerca de marcar de cabeza. Sin embargo, su aproximación se fue algo por encima de la portería defendida por Elene Lete.

La Real Sociedad logra igualar la contienda

Sin embargo, el conjunto visitante todavía tenía algo que decir en el partido. Encarando el tramo final del mismo, las de Natalia Arroyo lograron igualar el encuentro, gracias a una diana de Jensen. Con un disparo cruzado, la futbolista de la Real Sociedad logró batir a Lola Gallardo, que no pudo hacer nada para impedir la igualada visitante.

Tras este jarro de agua fría, el cuadro de Manolo Cano quiso quemar todas las naves, produciéndose un momento de lo más emocionante. En los últimos minutos, entró una de las grandes estrellas del cuadro de la capital de España: Ludmila. Tras superar una rotura del ligamento cruzado anterior, la brasileña pudo disputar unos minutos en el torneo doméstico.