Logo EstoesAtleti.es
Logo EstoesAtleti.es
Logo Messenger
Logo whatsapp
Morata, en un lance del encuentro que el Atlético disputó ante el Granada

Morata vuelve a aparecer para devolver al Atlético a la victoria fuera de casa

Una diana del delantero madrileño en la segunda parte le dio los tres puntos al cuadro rojiblanco, que vuelve a ganar lejos del Metropolitano y da un paso adelante en el campeonato de la regularidad

En los primeros minutos, el cuadro andaluz intentaba poner contra las cuerdas a los de Simeone, intentando tener el control de la posesión. Sin embargo, el Atlético, muy atento, empezaba a salir de la presión a la que estaba siendo sometido por el conjunto local. Los de Simeone debían prestar mucha atención, ya que el Granada buscaba, a través de la velocidad hacer el máximo daño posible a los rojiblancos.

Los extremos del plantel local empezaban a generar ciertos problemas a los zagueros rojiblancos, que debía dar un paso adelante para adelantarse en el marcador. El cuadro de la capital de España intentaba entrar poco a poco en el partido, y, a la vez, impedir las posibles aproximaciones de su rival, activo en la primera fase. Las llegadas rojiblancas, por otra parte, se empezaban a acumular, intentando intimidar a los de Medina, que buscaban brindar una gran alegría a su afición.

El Atlético resiste y empieza a rondar el primer gol del partido

Era un encuentro con mucho ritmo, con una intensidad alta, con los dos equipos buscando dar un golpe de autoridad sobre el césped. Sin embargo, ninguno de los dos porteros estaba teniendo demasiado trabajo, a la espera de que los delanteros rivales dieran un claro paso adelante. El Granada, intentando mover el balón de lado, intentaba poner contra las cuerdas a Oblak que, atento, detenía las llegadas que le venían.

Avanzaban los minutos en la primera mitad, y la igualdad era máxima, tanto en el marcador como en el terreno de juego. El Atlético volvía a dar un paso adelante y estuvo cerca de anotar el primer gol… aunque fue pitada una falta de Llorente. Griezmann, con un buen disparo, estrellaba la pelota en el larguero de la portería nazarí, metiendo el miedo en el cuerpo al conjunto local.

Morata inaugura el marcador en la segunda mitad

Tras el paso por los vestuarios, el Granada no perdía de vista el libreto con el que se había presentado en Los Cármenes. El conjunto andaluz, desde los primeros compases de la segunda mitad, quiso incomodar a la defensa rojiblanca, que debía estar pendiente en todo momento. Mientras, el Atlético tuvo la primera gran ocasión, gracias a un remate de Morata que atrapó sin problemas el meta contrario.

La entrada de futbolistas como Samuel Lino revitalizó a los de Simeone, que tuvieron pocos minutos después el primer gol. El brasileño puso a prueba a Batalla, que detuvo con dificultades el lanzamiento del jugador del Atlético. De esta forma, el cuadro madrileño evidenció una clara mejora con respecto a la primera mitad.

De forma gradual, las llegadas de los visitantes fueron una constante, poniendo a prueba a la defensa del Granada, que intentaba escapar de la presión. La recompensa a este buen comienzo de prolongación llegó antes del primer cuarto de hora de la segunda mitad. Morata, con un gran cabezazo, estrenaba el marcador, ampliando su buen momento de forma en el cuadro capitalino.

En un complicado encuentro, el delantero del Atlético de Madrid se adelantó a la defensa granadina de forma impecable. El punta se aprovechó de un buen centro de Griezmann, que puso la pelota al corazón del área del conjunto local. A pesar de que el VAR estudió de forma minuciosa por posible fuera de juego, finalmente, el delantero colchonero vio cómo su diana valía.

El Atlético lucha por resistir ante un combativo Granada

Tras anotar su primer gol en el partido, los de Simeone no querían bajar el pistón, conscientes de lo corto que era el marcador. De hecho, pocos minutos después, pudo llegar la segunda diana del cuadro colchonero. Saúl anotaba el que hubiera sido el 0-2, pero su diana fue anulada por fuera de juego, congelando los ánimos de los rojiblancos.

Con la entrada de futbolistas como Arezo, los de Medina intentaron aumentar el ritmo del partido, buscando igualar la contienda cuanto antes. Los minutos pasaban, y el Atlético no podía ceder un solo milímetro si quería llevarse los tres puntos de Los Cármenes. Bien ordenado en defensa, la escuadra capitalina no podía ceder un solo espacio al Granada, que generaba numerosas ocasiones encarando el tramo final del partido.

En los últimos minutos, el Atlético tuvo que optar por la resistencia ante el claro paso adelante que había dado el Granada. La escuadra local no dejaba de generar ocasiones, y eso puso contra las cuerdas al cuadro rojiblanco, que debía dar un notable paso adelante.

El Atlético fortifica su portería para volver a ganar fuera de casa

Los últimos minutos del encuentro discurrieron con los dos equipos intentando batir las redes de la portería contraria. El Granada no se rendía y no dejaba de intentar asediar la meta defendida por Jan Oblak, muy atento en todo momento. Al Atlético no le quedaba otra que resistir las acometidas de su rival, que se volcó en busca de igualar la contienda y respirar en medio de un complejo curso.

Los compases finales fueron un auténtico asedio por parte del equipo local, que no dejaba de intenta acercarse al área del Atlético. Aún así, los de Simeone tuvieron una gran ocasión para intentar ampliar el marcador y sentenciar el duelo. Griezmann se quedó muy cerca del segundo gol con un notable lanzamiento que, sin embargo, se estrelló en el poste de la meta de Batalla.

En un loco tramo final, el Atlético se tuvo que emplear para evitar que el Granada diera la sorpresa y pusiera el empate. En una de sus ocasiones más claras, el cuadro nazarí se quedó muy cerca de marcar, pero Mario Hermoso se convirtió en salvador. El defensa sacó sobre la línea el balón, conservando el marcador para los colchoneros, que volvieron a ganar fuera de casa.