Logo EstoesAtleti.es
Logo EstoesAtleti.es
Logo Messenger
Logo whatsapp
Imagen de Simeone en el banquillo del Metropolitano

Simeone y la contundencia: los contrastes del Atlético en las dos áreas

El equipo rojiblanco cedió dos puntos ante el Getafe tras mostrarse extremadamente débil en acciones puntuales en defensa

El Atlético de Madrid sufrió anoche su primer pinchazo de la temporada en el Metropolitano. Los rojiblancos, con uno menos por la expulsión de Stefan Savic, tuvieron que competir con un futbolista menos durante 60 minutos. Sin embargo, la poca contundencia mostrada en la defensa provocó que el equipo rojiblanco perdiese dos puntos en los minutos finales.

El partido hay que analizarlo teniendo en cuenta las condiciones en las que se jugó. Más allá del nivel arbitral, absolutamente injustificable, el Atlético cometió errores que le terminaron por penalizar en el resultado final. Los goles del Getafe fueron una muestra de que la zaga rojiblanca tiene muchas debilidades, haciendo difícil competir por los títulos.

Simeone y la contundencia

Una de las cosas más importantes para el técnico argentino es la famosa contundencia de la que siempre habla. Ante el Getafe, el equipo colchonero demostró todo su potencial en ataque, logrando tres goles con un futbolista menos sobre el césped. Sin embargo, ese buen rendimiento en la zona de ataque desaparece a la hora de tener una defensa de garantías.

Imagen de Simeone en rueda de prensa
Simeone necesita encontrar su once ideal | Europa Press

El Getafe encerró a los rojiblancos en su área, creando numerosas ocasiones de gol. Jan Oblak salvó varias jugadas claras, siendo quien terminó evitando que los rojiblancos pudiesen haber perdido ante los azulones. Sin embargo, el Atlético se mostró frágil en la defensa, dejando a muchos atacantes del Getafe completamente solos dentro del área.

Borja Mayoral remató a placer un rechace de Jan Oblak, sin ninguna oposición cerca de él. En el segundo tanto visitante, Óscar recortó a tres futbolistas con un movimiento, recortando distancias en el marcador. Por último, una mano de Riquelme terminaría de condenar al Atlético, sufriendo un empate en el tiempo de descuento.

Savic, el señalado

Todo el partido quedó sentenciado por la mala mentalidad de Stefan Savic. Cierto es que la primera amarilla que vio fue una broma del colegiado, acostumbrado a expulsar a jugadores del Atlético. Sin embargo, la segunda amarilla, totalmente justa, demuestra el mal nivel del montenegrino durante todo lo que llevamos de temporada.

La realidad es que el partido de anoche puede ser un punto de inflexión para Savic. Josema Giménez, ayer de baja, se había convertido en el defensa titular en la zona derecha de la zaga rojiblanca. El futuro de Savic parece, poco a poco, destinado a seguir fuera del Atlético, aunque Simeone sigue dándole toda la confianza en el césped.