Logo EstoesAtleti.es
Logo EstoesAtleti.es
Logo Messenger
Logo Twitter
Imagen de César Azpilicueta y Enrique Cerezo en un montaje en el Metropolitano

El dilema que tienen Cerezo y Simeone tras el fichaje de Azpilicueta

La incorporación del ex capitán del Chelsea empezó de la mejor manera la temporada, pero ha ido perdiendo protagonismo

La dirección deportiva del Atlético de Madrid  ya está planeando cosas relacionadas con la próxima temporada, y el futuro de un defensa es incierto. Desde el club afrontarán los próximos mercados de fichajes de una manera u otra, dependiendo de las salidas o ventas que haya.

La defensa es la línea más poblada del equipo y ahora con la vuelta de Reinildo los jugadores que disponen de pocos minutos, tendrá menos todavía.

La situación de Azpilicueta, una incógnita

El fichaje del antiguo capitán del Chelsea se vio con mucha ilusión desde el club y la afición. Llegaba al Atleti un jugador veterano, intenso y guerrero, de los que le gustan a Simeone. Comenzó con bastantes minutos, pero con el paso de las jornadas el de Navarra ha visto como sus minutos se ha visto muy reducidos.

La vuelta de Nahuel Molina después de su lesión ha echado totalmente a Azpilicueta de esa posición de carrilero derecho. Por otro lado, el alto nivel de Witsel y Hermoso y la importancia de Gimenez hacen que sea muy complicado entrar como titular en esa posición de central.

Los mejores minutos de César esta temporada se han visto como carrilero, pero la profundidad que aporta Molina es muy importante para el Cholo. De central parece que le cuesta adaptarse a esa línea de tres y se ha visto en varios partidos superado por los delanteros de gran envergadura.

Contrato hasta 2024

El contrato del canterano del Osasuna acaba a final de esta temporada y la directiva del Atleti tendrá que decidir que hacer con él. Como el mismo jugador dijo en su presentación: "A final de temporada se decidirá sobre mi situación contractual".

Simeone está encantado de tener un jugador de la talla de Azpilicueta. Futbolista que pese a no llevar brazalete es como un capitán, que nunca rechista por sus minutos y que es un gran compañero. Pero quizá César viendo la falta de minutos quiera probar suerte en otro equipo, donde sepa que tendrá más oportunidades.

Cesar Azpilicueta con la camiseta del Atlético
Azpilicueta en su presentación con el Atleti | Europa Press

La dirección deportiva del club seguramente ofrezca otro año a navarro, pero el problema es si aceptará otra temporada con un rol secundario. O quien sabe, a lo mejor de aquí a final de temporada se hace un hueco como titular.

Si finalmente no renueva, el club tendrá que explorar el mercado para poder sustituir a un jugador de la talla y jerarquía de Azpilicueta.