Logo EstoesAtleti.es
Logo EstoesAtleti.es
Logo Messenger
Logo whatsapp
Imagen de Simeone en un montaje con Xavi Hernández

La marcha de Xavi Hernández otorga más valor a Simeone y el Atlético de Madrid

El entrenador del Barça abandonará el equipo a final de temporada, explicando que sufre mucha presión mediática desde fuera del club

En los últimos días, una de las noticias que ha sacudido en el fútbol español es la salida de Xavi Hernández al final de temporada. El actual técnico del FC Barcelona ha admitido que hay una gran presión sobre su cargo desde que llegó al club azulgrana. Dicha situación otorga, indirectamente, más valor a todo lo que ha vivido Simeone desde que llegó al Atlético en 2011. 

De hecho, no son pocas las tertulias y medios de comunicación que han querido echar al técnico argentino del conjunto colchonero. Año tras año, se ha ido hablando de si debería haber ganado más títulos y tener un juego más vistoso. Sin embargo, Simeone nunca ha cedido a la presión y se ha mantenido  sus ideas y el apoyo de la plantilla, aficionados y dirigentes. 

Simeone, la excepción a la regla 

En el mundo del fútbol es muy complicado poder mantenerse durante muchos años en un mismo equipo. De hecho, Simeone es uno de esos técnicos modernos que se salen del guion, quedándose más de una década en un mismo banquillo. Ahora, se puede entender lo difícil que es esta situación en los tiempos que corren mirando lo que ha sucedido con Xavi Hernández.

Imagen de Simeone en el Metropolitano
Simeone cumplirá 13 años en el Atlético en diciembre | Europa Press

Evidentemente, ambos clubes no exigen lo mismo a sus técnicos, siendo el azulgrana un club que exige títulos cada temporada. Sin embargo, el ruido que existe fuera de ambos clubes sí que es el mismo, criticando a Simeone cuando no han logrado algún título. De hecho, no son pocas las veces que se ha debatido si el argentino debería haber abandonado el banquillo rojiblanco tras algunos malos momentos. 

Fortaleza de un entrenador

Y es ahí donde reside la fortaleza de un entrenador, en posicionarse por encima de la crítica y confiar en tu trabajo. Muchas veces se ha escuchado que haber ganado dos campeonatos ligueros son pocos para el tiempo que lleva Simeone en el Atlético de Madrid. Incluso, se ha llegado a decir que su juego no es todo lo bonito que debería ser para un club grande de Europa.

Para algunos medios de comunicación y ciertas tertulias, ser el hombre que ha cambiado el rumbo de toda una institución no es suficiente. Simeone ha logrado cosas en el Atlético de Madrid que muy pocos aficionados podrían haber imaginado al comienzo de la temporada 2011/12. Sin embargo, muchos de ellos quieren igualar las necesidades de Atlético a las de Real Madrid y FC Barcelona. 

Obviamente, el club y los aficionados saben qué es lo que deben exigir al equipo y al cuerpo técnico, competir por todos los títulos. Todos aquellos que buscan igualar las exigencias del Atlético a los dos grandes de España simplemente buscan un "fracaso" que no existe. Simeone es consciente del club en el que está y de la realidad del campeonato, esperando ese momento idóneo para superar a los dos gigantes del fútbol español. 

Dos exigencias

La clave, al final, reside en el lugar del que vengan las distintas exigencias que se le hacen a Simeone y a su equipo. Muchas veces se ha escuchado que el Atlético debe ganar títulos porque gasta mucho, una verdad a medias. Para realizar el fichaje más caro de su historia (João Félix), tuvo que vender a uno de los mejores jugadores de su historia (Antoine Griezmann). 

Incluso hay medios, periodistas o tertulianos que le han dicho a toda una institución como Simeone cuál debería ser su juego. ¿Les aburría o es que el estilo del argentino era demasiado eficaz como para poder soportarlo en el tiempo?. Al final, es eso, hacer oídos sordos a la crítica, tener claro qué quieres en tu equipo y trabajar con la realidad que tienes delante.