Logo EstoesAtleti.es
Logo EstoesAtleti.es
Logo Messenger
Logo whatsapp
Imagen de Nahuel Molina y Simeone en un montaje en el Metropolitano

Nahuel Molina y el ambicioso objetivo del Atlético para el 2024

El lateral del Atlético, una de las grandes apuestas de Simeone, concedió una entrevista al Diario As, y repasó cuáles son los principales objetivos del cuadro rojiblanco de cara al año que está por venir, uno importante para los colchoneros

Nahuel Molina es un futbolista en el que el Atlético de Madrid ha depositado mucha confianza. El paso adelante que dio en la temporada pasada, tras regresar del Mundial de Qatar, fue notable, mejorando de forma sustancial su rendimiento. De hecho, en el tramo final del último curso, el defensa fue uno de los jugadores más importantes para Simeone, satisfecho con su apuesta.

Titular indiscutible para el técnico argentino, a pesar de que ha partido desde el banquillo en algunos encuentros, Nahuel Molina quiere seguir creciendo. Con el final del 2023, el lateral, tras los Premios As del Deporte, concedió una entrevista al Diario AS, en la que repasó los objetivos del equipo para el 2024. De este modo, el zaguero se mostró ambicioso y quiere conseguir títulos con el Atlético.

El ambicioso mensaje de Nahuel Molina a la afición atlética

El Atlético de Madrid, en este principio de temporada, ha experimentado un notable crecimiento. Clasificado para octavos en Champions como líder de grupo, y peleando por los primeros puestos en LaLiga, el cuadro madrileño no se conforma. En esa línea, se ha expresado Nahuel Molina, quien busca que su equipo se reivindique ante los mejores conjuntos del Viejo Continente.

“Tenemos muchos partidos, diferentes competiciones, muchos retos por los que pelear. Tenemos que ser ambiciosos e ir a por todo”.

La evolución de Nahuel en el Atlético, analizada por él mismo

Otro de los aspectos por los que fue cuestionado Nahuel Molina en la entrevista fue su evolución en el cuadro colchonero. Desde que llegó a Madrid, el lateral ha experimentado un crecimiento sostenido en el plantel de Simeone, hasta convertirse en un futbolista clave. Esto se produjo especialmente tras el Mundial, pero antes, quiso repasar cómo fue esa evolución en el conjunto capitalino.

Preguntado si el cambio producido tras el Mundial se debió a que desaparecieron los nervios que tenía en sus primeros duelos, Molina fue claro. El futbolista negó que lo sucedido en sus primeros meses en la capital de España se produjera por ese aspecto, sino más por la adaptación que debió realizar.

“Yo no creo que fuera algo de nervios, tuvo que ver más con el cambio que me tocó hacer. Venía de otra liga, de otro club totalmente diferente, con aspiraciones diferentes a las que tiene el Atleti. Entonces, todo eso, llegar a un club nuevo, a un entrenador que te exige todos los días, a jugadores que te exigen todos los días.

"Creo que el cambio me costó un poco”.

“No lo llevo a los nervios o a que yo me sentía mal. Simplemente, es un proceso interno que a todos los jugadores les pasa cuando cambian de club y a mí me tocó”.

El Mundial, un momento clave para Nahuel Molina

Tras conquistar la Copa del Mundo con la selección argentina, Nahuel Molina dio un gran paso adelante en el pasado curso. Tras regresar de la concentración en Qatar, el lateral se convirtió en un jugador vital, llegando a marcar varios goles. Sobre ese crecimiento, también tuvo palabras un Nahuel que busca seguir con esa evolución en el Atlético de Madrid.

“Obviamente, ya había pasado tiempo con el club. Ya llevaba casi seis meses, más o menos, cuando me tocó volver después del Mundial. Ahí ya me pude encontrar mejor y las cosas fueron mejorando”.

Nahuel Molina analiza lo que le pide Simeone sobre el campo

Otro de los aspectos que quiso analizar Nahuel Molina es las peticiones de su entrenador sobre el terreno de juego. Simeone cuenta con el lateral como uno de sus hombres fuertes, y busca que este mejore su rendimiento con el paso del tiempo. Durante la entrevista, el zaguero quiso desvelar algunas de sus características.

“Depende del rival, del partido, de lo que está en juego. Mis características principales son las de pasar al ataque, llegar por sorpresa o sumarme desde atrás, que es más difícil de marcar. Después, intento ayudar donde me toque y donde pueda acompañar al equipo”.