Logo EstoesAtleti.es
Logo EstoesAtleti.es
Logo Messenger
Logo whatsapp
Gil Marín tras un nuevo fichaje

Revés para Gil Marín: Su club no quiere dejar salir al objetivo para la delantera

El equipo gerundense le cierra la puerta de salida al gran deseo del consejero delegado del Atlético de Madrid

Artem Dobvyk está haciendo la mejor temporada de su vida, a sus 26 años, se ha dado a conocer mundialmente. Desde que llegó al Girona, se ha convertido en una de las referencias del equipo de Michel. El punta ucraniano es el pichichi actual del campeonato nacional de Liga con 21 tantos en su primer año en España.

Dobvyk además jugará la Eurocopa de selecciones con una Ucrania que va de tapado, pero que puede ser una de las grandes sorpresas del torneo. Artem liderará a los suyos en un campeonato que puede aún disparar más su cotización. Según informa el DIARIO AS, el Girona tiene claro que el goleador ucraniano no sale de Montilivi.

Puerta Cerrada

El próximo año, los gerundenses van a disputar la Champions por primera vez y quieren contar con el delantero ex del Dnipro. El Dnipro además mantiene el 20% del pase del futbolista y se estima que tiene una cláusula que ronda los 60 millones. El Nápoles y la Juventus se han fijado en el goleador de La Liga, y como os hemos comentado en EstoesAtleti, el Atlético también.

Artem Dobvyk del Girona
Artem Dovbyk es el pichichi actual de la Liga | X: @GironaFC_Engl

Es el sueño y el objeto de deseo de Miguel Ángel Gil Marín. El delantero de Cherkasy gusta muchísimo al propietario del club colchonero. Gil cree que Artem es el atacante perfecto y lo ha convertido en su objetivo para el verano.

Pero los de Michel no quieren perder a su goleador y menos en manos de un rival directo (al menos este curso lo fue).

Santi Giménez el preferido del cuerpo técnico

Dobvyk está feliz en Girona, en su primera gran experiencia europea, y con la continuidad de Michel puede plantearse seguir. Si se cae Dobvyk, el Atlético tiene claro que mirará hacia Holanda y concretamente a Santiago Giménez, el deseo de Diego Pablo Simeone. El goleador argentino ya está preparado para dar el salto tras un año a las órdenes de Sloth jugando al máximo nivel.

El problema es que es un jugador cotizado, tanto como Dobvyk, pero el Atlético sabe que este es el verano D, donde deben invertir. Si hay bajas, por lo tanto, habrá altas y estos dos futbolistas son serios candidatos a convertirse en rojiblancos. Todo dependerá de los movimientos en ataque en el conjunto que dirige Diego Pablo Simeone.

Las posibles bajas en ataque pueden remover el avispero

Álvaro Morata se plantea volver a Italia, así que si sale el madrileño, el Atlético debe acudir al mercado. Memphis Depay, a quien le queda otro año de contrato, es prescindible para los del Metropolitano. El delantero holandés no ha podido cumplir, pese a que ha encadenado un bastante buen rendimiento en la calidad de minutos jugados.

Samu Omorodion es otro de los nombres propios. Ahora mismo se le ve algo verde, por lo que otra cesión no se descarta. Salvo que vengan con una oferta muy, muy alta, no se va a vender al futbolista melillense.

Antoine Griezmann es el único de los realmente intocables, con un Ángel Correa que debe decidir su futuro. Para Simeone cuenta, hasta que quiera, como dijo el técnico argentino.