Logo EstoesAtleti.es
Logo EstoesAtleti.es
Logo Messenger
Logo whatsapp
Imagen de Antoine Griezmann en el Metropolitano

Sin Antoine Griezmann no hay paraíso: los bajones del francés afectan al Atlético

Las cuatro derrotas del equipo rojiblanco en LaLiga han coincidido con partidos flojos del atacante francés lejos del Metropolitano

Indiscutiblemente, Antoine Griezmann está siendo el mejor jugador del Atlético de Madrid en lo que llevamos de temporada. Junto con Álvaro Morata, el francés está liderando la delantera rojiblanca, siendo vital en los planes de Simeone. Sin embargo, cuando Antoine Griezmann baja el nivel, el Atlético se ve superado en todas las zonas del terreno de juego.

Hasta el momento, el equipo dirigido por Simeone solamente ha perdido cuatro encuentros en toda la campaña. Sin embargo, todos ellos corresponden a encuentros a domicilios en donde Antoine Griezmann y el equipo no mostraron su mejor versión. Por ello, cuando el francés tiene un bajón, el resto de la plantilla no termina de arrancar como se espera del equipo colchonero. 

Antoine Griezmann, la pieza fundamental de Simeone

No hace falta decir que el atacante francés es, seguramente, el futbolista más importante del equipo. Tanto en labores defensivas, como de construcción, como de cara al gol, Antoine Griezmann es vital para la temporada rojiblanca. Prueba de ello es que está muy cerca de superar la marca de goles que dejó un mito como es Luis Aragonés en el Atlético. 

Imagen de Antoine Griezmann en el Metropolitano
Antoine Griezmann lleva 171 goles con el Atlético | Europa Press

Sin embargo, ha habido cuatro encuentros hasta el momento donde Antoine Griezmann no ha podido mostrar su mejor versión de juego. Todos esos partidos corresponden a las cuatro derrotas que el Atlético ya acumula cuando ha competido fuera de su estadio en el campeonato liguero. De hecho, en algunos de ellos, Antoine Griezmann ha terminado siendo sustituido por Simeone.

Más allá de si la plantilla de Atlético es mejor o peor, lo que está claro es que Antoine Griezmann no tiene un sustituto fijo. La labor que desarrolla el francés en el equipo rojiblanco no la puede desarrollar ningún otro futbolista que se encuentre actualmente en la plantilla. Esta situación provoca que cuando Antoine Griezmann no tiene un buen partido, el resto del equipo lo nota y se termina contagiando de ese bajón.

Sin descanso y sin reemplazo

Desde hace semanas, se viene comentando la gran cantidad de minutos que lleva Antoine Griezmann en sus piernas. El futbolista francés es de los más utlizados tanto en su club como en la selección francesa, teniendo pocos descansos hasta el momento. Aunque el jugador se muestra bien, la realidad es que ha tenido partidos donde se le ha visto con algunos problemas para coger el ritmo. 

Sin embargo, el papel de Antoine Griezmann es tan importante que quitarle parece una locura. Ante el Athletic Club, muchos aficionados no entendieron su marcha, aunque no estaba teniendo un buen partido sobre el césped. La realidad es que un mal Antoine Griezmann es mucho futbolista y, más aún, es más decisivo que otros jugadores que puedan sustituirle. 

Multiusos de Simeone

Durante esta temporada, Antoine Griezmann ha jugado de delantero y de centrocampista en el Atlético. Realmente, si se le quiere liberar de responsabilidades de cara al gol, asentarse como interior izquierdo podría ser una gran maniobra. Al final, Saúl no termina de volver a ese buen nivel de septiembre y la zona izquierda no tiene un dueño definitivo, necesitando un jugador creativo con Koke.